Incondicionalmente Mamá

Me di cuenta que es tiempo de volver a compartir un poco más de quién soy yo, y un poco menos de dato duro. Y aunque podría ser de los post más fáciles, porque no implica investigación, ni entrevistas… Es lejos de los más complicados de escribir para mi.Partiré contando lo que siempre digo.

Toda la vida quise ser adulta. Quizás porque cuando era niña, sentía que mi opinión raramente importaba o, porque me aburrí de órdenes y mandatos que NO venían de la mano con una explicación que me permitiera entender. Toda mi vida quise ser adulta y ahora me doy cuenta que es porque menospreciaba la niñez, la falta de conocimiento que significaba, la sensación de no poder controlar mis propios sentimientos y quedarme desnuda, expuesta a que cualquiera me dañara tan fácilmente. Yo crecí en la era de la adultocracia y como niña, me sentí excluida.

Luego vino la adolescencia y por Dios que fue intenso!!! Me lo reí todo y me lo sufrí todo. En ese minuto de mi vida, fue cuando más conciencia tuve de que quería ser adulta. Independizarme, tener mi propio hogar y al fin, poder tener hijos. Y en este último punto es donde se resume todo el sentido de mi existencia. Recuerdo que cada vez que tuve una amiga que quedó embarazada sin desearlo, pensé “por qué no me pasó a mi???”. Desde los 10 años soñaba con que me creciera una guata enorme por obra del Espíritu Santo [en serio, del Espíritu Santo!! ajajja] y es que siempre quise ser mamá. Y lo deseaba tanto que no quise apurarlo porque sentí injusto planificar tener un hijo sin siquiera completar mi madurez para poder criarlo como corresponde. Entendía desde pequeña que un niño no era un juguete y por tanto, mi necesidad de ser madre no quedaba resuelta si me embarazaba a los 16, porque como mamá, lo que más quería era poder darle lo mejor posible a mi hijo, en todo sentido!

Filosofía fue mi ramo favorito cuando estudiaba periodismo y hubo una clase en que nos pidieron conectarnos con nosotros mismos e intentar resolver la pregunta ¿para qué vinimos a este mundo? Yo cerré los ojos y la respuesta surgió al segundo “para ser mamá” lo escuché, lo sentí y en verdad, siempre lo supe. Así que tengo la sensación de haber transitado por la juventud de la forma más rápida posible para poder llegar a convertirme en lo que soy hoy, mamá adulta.

Creo que fue mi propia madre la que me hizo desear la maternidad con todas mis fuerzas y con toda mi alma. Tengo la sensación de que ella siempre me transmitió que cuidarme; hacerse cargo de mi como mamá, era algo maravilloso. Por su puesto que como todo ser humano cometió muchos errores, pero ninguno me hizo sentir menos amada o menos importante. El vínculo que establecí con ella es la razón por la que siempre sentí que yo podía hacer cualquier cosa que me propusiera. Es por eso, que hoy no me da miedo perseguir mis sueños. Creo en mí, porque mi mamá siempre lo hizo y me enseñó a hacerlo desde que mi cerebro empezó a formarse.

Y por qué elegí compartir esto ahora contigo? No solo para que entiendas que la maternidad es una de mis más auténticas pasiones. Sino para que entendamos todos, como sociedad, el verdadero peso que tiene el rol de una mamá.

Me duele ver a tanta mujer dañando a sus propios hijos, abandonándolos en su dolor, ridiculizando sus emociones. Me duele cuando estoy en el supermercado y la mamá maneja la pataleta de su hijo a tirones y frases como “ya córtala, si no pasó nada… Yo me voy” [represión, anulación, abandono]. Todas somos humanas, todas nos cansamos, todas lidiamos con demonios internos que muchas veces, nos encaminan erróneamente. Pero si algo tenemos en común, es que todas amamos a nuestros hijos y ninguna que haya sido criada sanamente, desea hacerles algún mal. Por lo tanto, hagamos nuestro mejor esfuerzo todos los días. Busquemos la forma amable de lidiar con lo peor de nuestros hijos. Entendamos que son nuestros! Y a nosotras nos corresponde hacernos cargo de ellos, en los mejores y en los peores momentos. Por eso somos INCONDICIONALES.

Quiero que sepas que tanto en este tema como en todos, el blog estará escrito para informar, ayudar y ojalá, inspirar. Me encantaría que sintieras la comodidad para dar tu opinión y resolver tus dudas. Yo prometo ser siempre honesta e intentar responder cualquiera de tus inquietudes. Espero que este cyber espacio, sea útil para apoyarte y contenerte cuando lo necesitas. Leslie Power de verdad me tocó más que nunca cuando tuve el privilegio de entrevistarla y aunque no tengo todos sus conocimientos, hoy me quiero sumar a su causa, de red de apoyo en temas de mujer. Así que aquí me quedo, una vez más expuesta por abrir mi corazón y mis pensamientos.

Muchas gracias por leerme!

Un abrazo apretado 😉

xoxo

 

You may also like

4 comments

  1. Se que siempre a sido tu sueño¡ y super interesante tu pensamiento del porque surgió eso en ti me encanta como escribes¡ 🙂

    eres una seca¡
    un besote

  2. Me siento muy orgulloso,afortunado y tremendamente feliz de que seas parte de mi vida,me encanta ver crecer a mis hijos llenos de amor incodicional y hambre de hacer las cosas bien para ellos y la familia, te amo mucho (L)

    1. Te amo mucho! Gracias por valorarme y darme todo tu apoyo para realizar mis metas y cumplir mis sueños… El que tú creas en mí, no tiene precio! Muchas gracias por tu comentario guari 🙂 Yo también me siento muy afortunada de haberte elegido a ti para formar esta hermosa familia, muaaaack!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.