Carta a mi Tomás

Hoy mi hijo cumple dos años y es una fecha tan importante para mi, que decidí compartir acá la carta que le hice para celebrarlo en su día.

Mi amado Tomi:

Te escribo estas palabras porque hoy cumples tu segundo año de vida y no quisiera olvidar nunca lo fascinante que eres a esta edad.

Tienes una voz adorable y cada centímetro de tu cuerpo es una auténtica delicia [parte de mi desearía que no crecieras nunca!]… Lees perfecto todas las vocales y conoces casi todas las letras del abecedario. Siempre se sorprenden contigo por esto.

Sabes todos los colores primarios y algunos más, pero hace unos meses pensé que podías ser daltónico porque ha sido de las cosas que más te ha costado aprender. Puedes contar hasta 6 perfecto, pero la mayoría de las veces mezclas los números así: dos, cuatro, diez.

Eres muy conversador y ya cantas hartas canciones. Muchas las aprendiste completamente solo. Tus favoritas son: Caballito blanco, La vaquilla loca, A la camita de Topo Gigio y Pin Pon es un muñeco.

Tu ababo te enseñó a marchar y desde entonces, se convirtió en tu actividad favorita. Nos dices que te llamas soldado Tomi, aunque en realidad ya sabes decir tu nombre completo. Te encanta andar en bicicleta, jugar fútbol con tu papá y amas la música. Eres muy bueno en todas esas actividades y tocas distintos instrumentos musicales. Incluso, conoces algunos que son poco comunes, como la Tuba y te encanta hacer como que la estas tocando.

Eres muy colaborador en la casa. Me ayudas con todas las labores domésticas. Aprendiste a decir que tenías un año con tu voz y tu manito; y con esfuerzo, lograste mostrar solo dos dedos para decir la edad que pronto cumplirías.

Siempre preguntas “¿qué es eso?” o “¿cómo se llama?” y francamente aprendes todo! Por eso mismo, me sorprendes casi todos los días con nuevas palabras que incorporas a tu vocabulario de forma muy asertiva. Eres expresivo y muy cariñoso… Y tienes una capacidad de liderazgo sorprendente. Es curioso, porque jamás pensé que podría admirar a alguien de dos años, pero hoy lo hago. Te admiro. Admiro tu capacidad de amar, de entregar, de aprender. Admiro tu inquietud por conocer más y hacer feliz al resto con algo tan sencillo como hacer “ojitos”, esa expresión dulce que pones en tu rostro y que nos vuelve locos de amor.

Eres un niño muy generoso y empático. Reconoces algunas emociones y siempre te preocupas si ves a alguien con “pena”. Honestamente, me hace sentir orgullosa la persona que eres. Con tu papá te decimos casi todas las noches antes de acostarte, que eres una bendición para nuestra familia y que nos haces muy feliz… Porque tienes que saberlo, es así! Tu vida ha iluminado nuestro hogar y francamente no existe algo en este mundo que seriamos incapaces de hacer si es lo que a ti te hace feliz. Y no me refiero a darte cosas materiales que te puedan ser atractivas, porque eso es pasajero, no te deja nada, porque no vale nada realmente, solo dinero. Me refiero a acciones, gestos, valores. Tu me inspiras a ser mejor persona en cada situación de mi vida. Y pareciera que a tus cortos dos años ya entiendes que los bienes materiales nada importan, pero que las personas sí.

Eres muy sociable, aunque tímido al comienzo. Me encanta que seas juguetón y alegre, pero nunca fuiste de esas guaguas que se ríen fácil. Puede ser porque tienes un sentido de humor extraordinario. Haces bromas e inventas chistes que en más de una ocasión nos han sacado carcajadas. Eres muy simpático!

Puedes dejar todo tirado a veces, pero te considero ordenado, obediente y cooperador. Como todos los niños, te poner irritable y malgenio si estas cansado… Y te entiendo!! Yo también me pongo de esa forma cuando me siento así.

Mi amor, quiero agradecerte todo lo que me haz dado en estos dos años de tu vida. Es cierto que te deseé desde que era una niña de 10, pero aun así, nunca imaginé tener a un hijo tan maravilloso como lo eres tu. Me haces sentir afortunada y bendecida diariamente. Hasta me siento más feliz y tranquila porque algo debo haber hecho bien en este mundo para que Dios me hubiera elegido como tu mamá. El amor que te tengo no tiene descripción que le haga justicia. Es algo enorme, que de solo pensarlo mientras te escribo esta carta, me hace llorar de emoción. Es que no existe algo superior a lo que siento por ti. No existe amor más profundo, intenso y puro, que el que una madre siente por sus hijos. Eres mi fuente de inspiración inagotable. Y a veces siento que aprendo tanto de ti, como tu de mi.

Tomi, gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo. Gracias por llegar a mi vida y llenarla de colores. Gracias por hacerme sentir amada todos los días y por sobre todo, gracias por perdonas mis errores de manera casi inmediata, porque más te importa un abrazo que una venganza. Eres tan noble hijo, y para mi es un privilegio e intento no perder ninguna oportunidad de tenerte en mis brazos. Sin embargo, es bueno que sepas, que con todo este amor infinito que siento por ti y todas mis ganas de ser la mejor madre que puedo por y para ti [y tu hermana], me he equivocado mucho y a veces sufro por eso. Pero no es tu culpa!!!! Soy yo, lo obsesiva, lo controladora, lo perfeccionista… Soy yo luchando con mis defectos para ser la mejor persona que puedo para criarte bien y darte lo que te mereces.

Por último, quiero que sepas que no eres mío, ni de tu padre. Eres tu mismo el dueño de tus acciones y desiciones… Y yo estaré acá para ti, siempre. Pero esta vida es tuya, y eres libre de elegir el camino que te haga feliz. Yo intentaré ir dándote las herramientas que necesites para construir tu futuro, pero tienes que saber que el presente es el más importante y lo único que necesitas para ser feliz, es rodearte de aquellos que te aman y ser una buena persona.

¡Feliz cumpleaños hijito! Que este nuevo año de vida hagas muchos amigos y venga cargado de lindos momentos familiares, buena energía y mucho mucho amor. Sigue siendo el niño adorable que eres y continua desarrollándote de la forma que lo haz hecho hasta hoy. Porque créeme, haz hecho un excelente trabajo.

Te amo con todas las moléculas de mi cuerpo, con toda mi alma, con todo lo que soy! Te amo, te amo, te amooooo! Gracias por existir Tomi y gracias por estos hermoso dos años que cumples hoy.

Mamá

You may also like

4 comments

  1. Qué linda tu carta Cata! Nunca te comento de pura floja, pero esta ve sentí que tenía que hacerlo, porque tu carta me llegó al corazón. Te conozco y sé que amas al Tomi con todo intensidad y que cada día le das lo mejor de ti, estoy segura que cuando sea grande te lo agradecerá infinitamente, incluso, agradecerá tus errores, porque de ellos aprenderá que reconocerlos te hace mejor persona, tal como lo has hecho tú en esta carta. Te quiero Cata, me haces sentir tremendamente orgullosa, ojalá algún día sea lo mitad de buena que eres tú como madre, besitos a ambos!!!

  2. Hola Cata!!! me encanto tu carta hacia el sentimiento que siento más potente del universo, nuestros hijos preciados, amados y adorados!! considero no existe amor más sublime, especial,único y motor de cada día que transcurre.
    Y como siempre quiero añadir y expresar mi profundo agrado al entrar a tu insta y más aún el blog que ha sido un gran acierto!, los temas, como profundizas, me encanta!! el style ufff diva!!! montones de amor, cariño y mis mejores bendiciones para tiii y tu hermosa familia, y que el principe viva un hermoso cumple que no me cabe la menor duda que así será.

    Muchos abrazos!!!!!

    Poly

  3. Que linda carta Catita… Ser madre es lo más lindo de la vida, al leer puedo entender perfectamente lo que sientes… Me pasa que al hablar de mis hijas me desbordo de amor… Felicidades!!!

  4. cosita pequeña.es tan exquisio Tomi.creo que lo estamos haciendo bien con el. es tan feliz ese principe, tanto amor que irradia (L)
    los amo mucho.
    me gusto mucho la cartita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.